La Meca de los deportes acuáticos, de los ciclistas y de los excursionistas

La Meca de los deportes acuáticos, de los ciclistas y de los excursionistas

¡Cuidado, “ Steinhuder Meer” es adictivo! Aquellos que vengáis a pasar unos días con nosotros, repetiréis seguro… aquí descubriréis vuestra afición por los deportes acuáticos, por la playa, la escalada o simplemente por el ambiente náutico, una experiencia que no olvidaréis. Cada escapada a “Steinhuder Meer” ofrece algo nuevo por descubrir para todo tipo de gente.

 

Vela

[arriba]
En primer lugar, nos gustaría que conocierais el deporte de vela en “Steinhuder Meer” ya que es uno de los más importantes lagos en los que se realiza vela y donde se ha practicado este deporte durante más de 100 años. Históricamente, el primer club de vela se creó en 1906, hoy en día, podemos encontrar más de 20 clubs de vela. Hay una flota de más de 1000 barcos en el muelle cada verano. Podéis traer vuestro propio barco y amarrarlo a uno de los muchos muelles disponibles, otra opción, es que alquiléis un barco. El lago tiene suficiente espacio para abarcar a todos estos navíos, dirigidos por capitanes profesionales o principiantes. Cada temporada se celebran un promedio de 40 regatas, enfrentando a equipos alemanes y europeos en diferentes navíos.

 

Windsurfig

[arriba]
Sentados en los acogedores cafés-jardín, ubicados frente al lago, os percataréis de los diferentes puntos blancos que se deslizan como libélulas sobre el agua. Los surfers vienen a “Steinhuder Meer” por sus aguas poco profundas, así como, por sus frecuentes y apropiadas ráfagas de viento. El punto más propicio para los surfers es la playa de Mardorf, situada en la costa norte.

 

Kitesurfig

[arriba]
Desde hace unos años, un nuevo deporte ha aflorado aquí, el kite surfing. Es fascinante ver como esos amantes de la adrenalina se lanzan sobre el agua realizando saltos acrobáticos con sus tablas. Si nunca habéis probado los deportes acuáticos y queréis conectaros con el agua y el viento, en “ Steinhuder Meer” se ofertan cursos introductorios de vela, surf y kite surf.

 

Tours en barco y paseos en barca

[arriba]
Si preferís, por el contrario, tomároslo con calma y descansar de los desafíos físicos, podéis, por supuesto, realizar un relajante crucero por el lago, éste os llevará desde el puerto de “Steinhuder Meer” hasta la isla de Wihlmstein y Mardorf. Además, por petición, os puede llevar a ver las blancas dunas y las cabañas del páramo en la costa norte. Podéis disfrutar del lago durante los noventa y cinco minutos de recorrido. Otra opción es que toméis el crucero al atardecer que sale una vez a la semana de Steinhude. En este trecho,entre la costa norte y sur, nuestros capitanes transportan bicicletas, en el caso de que los ciclistas quieran acortar su viaje alrededor del lago.

 

Muchos más pequeños que los otros barcos, pero no por ello menos populares, son los barcos a pedales y a motor. Podéis alquilar cualquiera de las dos variantes en Mardorf o Steinhude. Sentados tras el timón, os sentiréis el rey del lago. Aquellos a los que os apetezca dar un paseo en un medio mucho más rudimentario, podéis descubrir “ Steinhuder Meer” en una canoa. Sobre cualquiera de ellos, podréis deslizaros lentamente por el brillante agua, viajar a través de los canales de en sueño y de los solitarios bancos naturales. Aquellos que no dispongáis de medio de navegación propio podéis realizar un tour guiado.

 

"Emigrante histórico"

[arriba]
Si os apetece dar un paseo nostálgico por el lago, montaros en los “emigrantes históricos”. Cuando escuchamos la palabra “emigrante”, nos viene a la cabeza la idea de una persona que traspasa una frontera, por ello debemos remontarnos al año 1866 e imaginarnos a “Steinhuder Meer” como una frontera entre la costa noreste y la sudoeste. La costa noreste pertenecía al reino de Hannover, mientras que la costa sudoeste pertenecía al principado de Schaumburg-Lippe, de ahí que sean conocidos como emigrantes, ya que eran el medio de transporte para pasar de un territorio a otro.  Hoy en día los “emigrantes” realizan el mismo recorrido que los otros barcos turistas, con la diferencia de que sus capitanes amenizan el viaje con anécdotas y antiguas historias. Estas barcas de madera funcionan a vela o a motor, pueden llevar unos 20 o 30 pasajeros. Nuestros huéspedes pueden reservar estas barcas para hacer tours o para hacer un viaje privado a vela. Para que paséis un día inolvidable, os recomendamos que combinéis el viaja a bordo de los “emigrantes” con un poco de bicicleta o una excursión.

 

Vacaciones en la playa

[arriba]
Otras de las múltiples opciones de “ Steinhuder Meer” son sus relajantes playas. Justo al lado de la playa surfista de Mardorf se encuentra la gran “ Wieße Düne”, las dunas blancas. En ellas los pequeños pueden chapotear en el agua poco profunda, mientras que los padres se adormitan bajo el cálido sol. Con el parque infantil y la pista de volleyball no tendréis tiempo de aburriros. Si estáis acostumbrados a pasar vuestras vacaciones en una playa isleña, os recomendamos que vengáis a conocer la isla de Steinhude, el segundo punto de encuentro más famoso para los amantes del sol en “Steinhuder Meer”. La playa de la isla fue creada en 1975 con una extensión de 35000 kilómetros cuadrados, donde encontraréis paradisiacas playas de arena, amplias zonas verdes y parques infantiles. Además, por las tardes-noches, se celebran conciertos de Jazz y Rock en un entorno muy especial.

 

Ciclismo

[arriba]
El parque natural de “steinhuder Meer” está considerado como uno de los destinos más famoso para los ciclistas alemanes. No es sorpréndete, los amantes de la bicicleta se encuentran con terrenos llanos, paisajes idílicos, y sobre todo, infraestructuras que hacen que el área sea fácilmente navegable. Cerca de la conocida senda alrededor del lago, podéis seguir las rutas designadas o simplemente participar en una visita guiada en bicicleta. Varios kilómetros de estas sendas están señalizadas. La principal atracción son nuestros tours temático por el páramo: la historia del principado de Schaumburg-Lippe, el entorno de la moderna energía eólica o los antiguos molinos de agua en Neustädter Land. Si no estáis acostumbrados a recorrer tantos kilómetros en bicicleta, no os preocupéis, podéis ir a vuestro ritmo. Además contamos con una ruta de autobús con un tráiler que recorre “Steinhuder Meer” en verano ( de junio a agosto). Así que, ¡animaos¡

 

Excursionismo

[arriba]
La mejor manera de fusionarse con la naturaleza es a pie. Deja atrás todo lo frenético y contralado, comienza el viaje que os guiará a través de los paisajes apacibles. Más de 400 kilómetros de sendas en esta zona, os llevarán desde el lago hasta recovecos donde la tranquilidad es la característica predominante. El parque natural ofrece excursiones guiadas por los páramos donde los excursionistas obtendrán vistas privilegiadas de las áreas protegidas. Ocho senderos temáticos, a través de Steinhude y Mardorf, os guiarán a lugares que esperan ser descubiertos.

 

Golf

[arriba]
Al final del día en o sobre el agua, toca reflexionar sobre como os gustaría pasar los días restantes. Si miráis más allá del lago y dirigís la mirada hacia el oeste, podréis observar las cimas de las montañas de Rehburg que se vuelven especialmente claras en la oscuridad. Justo allí, incrustado en las suaves colinas, se encuentra el campo de golf de Rehburg-Loccum, con 18 hoyos, donde los visitantes son siempre bien recibidos. En una posición privilegiada, desde la que podréis observar una visión panorámica del paisaje. En el golf-park de “ Steinhuder Meer” en Mardorf ofrecemos también un curso de 9 hoyos, un curso máster de 18 hoyos y uno de tres, putting green para todos los niveles.

 

Escalada en el bosque y cursos de escalada

[arriba]
¿Qué puede hacer el resto de tu familia cuando pasas un sinfín de horas  jugando al golf? Tengo la respuesta. Os podemos ayudar, además, estamos convencidos de que vuestros hijos pensarán que es una idea ¡genial!. En 2008 el curso de tirolina, “árbol-mar” se abrió en el bello entorno del bosque de bellotas, justo al lado del albergue juvenil en Mardorf. En dos docenas de lugares de escalada, bajo el follaje de los árboles, podéis probar vuestra valentía, habilidad y fuerza, eso sí, siempre con el arnés. Después de esta aventura, vuestros pequeños caerán rendidos en la cama, pero muy satisfechos

 

 
Búsqueda de alojamientos
Webcam en directo